baja el precio de los inmuebles

Efecto dólar: por primera vez en 30 meses cae valor de los inmuebles

Real Estate – La baja es del 0,6% en el precio promedio medido en moneda estadounidenses. Desde el sector dicen que se debe a la fuerte contra-oferta y al fuerte parate que evidencia el mercado de real estate.
Belén Fernández

BELÉN FERNÁNDEZ
El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.SI ES SUSCRIPTOR INGRESE AQUÍ

La fuerte suba del dólar que en lo que va del año alcanzó un incremento del 140%, cuando la divisa estadounidense superó los $40, parece haber traído buenas noticias para el mercado inmobiliario. Y es que por primera vez en los últimos 30 meses cayó el precio de venta promedio en dólares.

Según un informe que realizó el sitio de búsqueda de propiedades, Properati, durante el mes de septiembre, el precio de venta en dólares mostró una caída del 0,6%, la más significativa en 2 años y medio, si bien se trata de una cifra pequeña, para el sector muestra una clara señal.

«Con la turbulencia económica la compra-venta de propiedades se vio altamente perjudicada. Necesitamos una moneda estable para volver a retomar el camino. Lo cierto es que creemos que de ahora en más las propiedades van a ir acomodándose hacia la baja», explicó Jorge Toselli de JT Inmobiliaria al referirse a la realidad del sector.

Según el informe realizado por Properati, la variación interanual del precio promedio de las propiedades en la Ciudad de Buenos Aires, cayó al 9,4%, desde máximos de 15,2% mostrados durante el mes de junio, confirmando el significativo cambio de tendencia en el sector. Así, el acumulado en lo que va de 2018 totaliza un alza del 7,6%.

El mercado

Para los especialistas, la incipiente baja de los precios es como consecuencia de la caída de la demanda de propiedades, producto de un combo dado por la volatilidad cambiaria de los últimos meses y el entorno económico en donde el precio en dólares de las propiedades, se ubica cerca de un 10% por encima de los registros de 2017.

Así, de esta manera, «el valor en pesos de las propiedades acumula un alza en torno al 110% en lo que va del año, contrayendo sobremanera la toma de créditos indexados», sostiene el informe.

La desaceleración en los precios también es consecuencia del fuerte incremento que sufrieron los precios de los inmuebles en 2017 cuando el sector evidenció un momento de mejora gracias a la aprobación de los créditos hipotecarios. «Las propiedades subieron mucho sus precios hasta abril de este año y ahora ante el parate las propiedades comenzaron a bajar levemente sus valores, también se da mayor oportunidad de negociación de precios», aclaró Toselli.

Sin embargo para Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara de Inmobiliarias Argentinas (CIA) no hay una baja propiamente en los precios sino que se consiguen valores más baratos por la crecida de la contra-oferta «El mercado inmobiliario no está incentivando la baja de precios, pero sí notamos que hace 15 días volvió el comprador con dinero en mano que busca conseguir inmuebles más económicos y se dan rebajas de entre el 5 y 7%», sostuvo.

Para el especialista, si bien a la hora de pagar un inmueble se está desembolsando menos dinero que hace algunos meses atrás, la situación mejorará en marzo. «Pensamos que volverán los créditos hipotecarios y que el campo dejará resultados positivos con una super-cosecha, lo que hará cambiar el escenario a futuro», concluyó Bennazar.

El último dato de cantidad de operaciones de compra-venta en la Ciudad de Buenos Aires así lo confirma: el Colegio de Escribanos porteño reportó una caída interanual del 24,5% para el mes de agosto, recorte explicado en gran medida por la baja en las operaciones realizadas con créditos hipotecarios (-60% interanual); mientras que en la comparación contra julio de este año, las operaciones crecieron 3,3% en cantidad y 6,1% en relación al monto involucrado.

Construcción

Claro que la suba del dólar generó que el rubro de la construcción se encuentra en retroceso, tras un excelente inicio de año. El Índice Construya de agosto mostró una caída interanual del 12%, la más alta desde fines de 2016, muy por encima del registro del mes anterior, lo que da cuenta de que la caída del sector se está acelerando.

En cuanto a las señales hacia adelante, lo cierto es que los últimos datos de Permisos de Construcción a nivel nacional (Julio 2018) muestran una profundización de la tendencia negativa, iniciada durante abril, llegando al -8,2% acumulado al séptimo mes del año.

Cabe mencionar que los costos de la construcción (Índice CAC) se han movido algo por encima de la inflación. En concreto, en el acumulado a agosto han crecido un 33,3%, tras una variación mensual del 7,3%, la más alta desde abril 2016.

Créditos hipotecarios para construcción

Banco Nación lanzó una nueva línea de créditos destinada específicamente a financiar la construcción sobre terrenos propios. Esta iniciativa, que ya está en vigencia, complementa el programa de préstamos que la entidad implementó en 2016 para la compra de una primera vivienda y busca impulsar el mercado hipotecario en la Argentina. En diálogo con LA NACION, desde el banco explicaron los objetivos, los requisitos y el alcance de la propuesta.

Plazo y tasas

Los créditos se otorgarán en pesos y a 20 años. El plazo de ejecución de la obra no podrá ser superior a un año.

Tendrán tasa fija del 14% durante los primeros tres años, computando a partir del primer desembolso mensual. Concluido ese plazo, las tasas se recalcularán anualmente, con un ajuste que no podrá superar el alza de salarios que estime el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Ingreso mensual

Según informaron desde el Banco Nación, esta nueva línea replica las pautas de los créditos hipotecarios para la compra de vivienda que la entidad lanzó en 2016. La relación entre la cuota mensual y los ingresos declarados no podrá ser superior al 30%. A su vez, los solicitantes de esta línea de créditos, sean titulares o cotitulares (matrimonios o cónyugues) podrán incluir a familiares (padres, hijos o hermanos) como codeudores, para poder reportar un mayor nivel de ingresos.

Requisitos

Para esta línea de créditos, es indispensable que el solicitante cuente con un terreno a su nombre. A su vez, deberá disponer como ahorro previo de al menos el 20% del valor de la propiedad a construir.

Qué se puede financiar

Si se toma como ejemplo una propiedad con un valor total de $ 1 millón, con un terreno valuado en $ 150.000, la entidad financiará hasta el 80% del valor de la propiedad a construir (proyectada en $ 850.000). Es decir, el monto que financiará el banco será de $ 680.000.

Cómo se implementa

El total del crédito, correspondiente al 80% del valor estimado de la obra, se efectúa en tres desembolsos. Al inicio el Banco entregará un 30% del monto. Luego, a los 90 días, realizará un segundo aporte del 50% del crédito (previa certificación del avance de la obra), y a los 180 días entregará el 20% restante. Según adelantaron desde la entidad, los montos a entregar en las sucesivas cuotas serán ajustados automáticamente siguiendo la variación del Índice del Costo de la Construcción (ICC) del Indec.

Crecen las operaciones inmobiliarias con créditos hipotecarios

Las compras financiadas subieron 47% en un año, de la mano de la reaparición de los préstamos para la vivienda.

La compraventa de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires creció en diciembre de 2016 un 23,6% respecto del mes anterior y un 41% con respecto al mismo mes de 2015. Son datos que surgen de un estudio del Colegio de Escribanos porteño que revela un fuerte incremento en las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria. Las operaciones con créditos subieron un 150% interanual y 12,1% en comparación a noviembre. Desde los bancos creen que habrá una mayor expansión de los préstamos hipotecarios en los próximos meses.

Durante el año pasado, los actos que fueron consumados con el uso de la garantía hipotecaria sumaron 6.094, 47,3% más que en 2015.

“En la medida que la gente percibe mayor estabilidad económica, se vuelca a inversiones de largo plazo. Hay demanda insatisfecha en materia de vivienda y mientras la gente sienta que tiene empleo estable y que la tasa de inflación baja y se estabiliza, se animará a sacar prestamos con tasas variables”, dijo a Clarín Enrique Szewach, vice presidente del Banco Nación, que lanzó hace pocos días una nueva línea para financiar la construcción de viviendas. El crédito estrella del Nación es “Tu casa”, un préstamo a 20 años, pero con cuotas fijas los primeros 3 años, que se lanzó el año pasado y acumulaba 4.100 créditos otorgados en diciembre por un total de 3.500 millones de pesos. Este mes tienen en estudio 10.000 más.

“Para los clientes el escollo no es tanto la tasa si no poder pagar la cuota mensual, y que esa cuota se mantenga estable en función de sus ingresos”, sostiene y advierte: “La relación precio de un inmueble frente a los ingresos ha quedado muy desfasada, por eso en nuestras lineas recurrimos a codeudores para subir el ingreso y las posibilidades de los interesados”. Coinciden en el Banco Ciudad, donde tienen adjudicados 712 prestamos con el sistema UVA, los créditos a tasa fija que ajustan su capital por inflación: “Es razonable que en un contexto de baja inflación crezca la demanda de créditos a largo plazo”, dijo a este diario Alejo Espora, gerente Estudios Económicos del Ciudad.

En el banco Santander Río, también dan cuenta de un crecimiento exponencial de los créditos. «Los números muestran que la gente se esta animando a la tasa variable», sostiene Juan Cerruti, del Santander Rio, que al 27 de enero tenía 10.434 operaciones procesadas por un total de 10.450 millones de pesos. «Estamos buscando bajar la cuota. El interés y el ajuste de capital están alcanzados por Ingresos Brutos, sería muy bueno que las provincias dejen de gravar el componente capital para bajar las cuotas mensuales, añade el especialista del Santander, que afirma que el 20% de la cuota mensual se va en ingresos brutos.

En el banco Ciudad también creen al igual que en el Nación que la clave esta en ofrecer cuotas mensuales bajas. “El préstamo promedio hoy es de un millón de pesos, para ese monto la cuota mensual es de 7.000 pesos, por lo que muchas personas cambiaron en el último año el alquiler por un créditos hipotecarios”, afirma Zelandia Pogliano, gerente de Productos del Ciudad. Según la especialista, los clientes prefieren los UVA a los créditos tradicionales. Por esa razón el Banco Ciudad frenó el lanzamiento de una nueva línea mixta que tenia un componente en cuota fija, que es más caro el costo financiero.-

Aumentó la venta de inmuebles

Vuelve a repuntar la venta de inmuebles en mayo y ya acumula 15 meses de crecimiento

Cronista1

Creció 16,5% frente a mayo del año pasado. Si bien todavía se vende la mitad que hace un año en el sector creen que no habrá que esperar a 2017 para volver al nivel histórico

El mercado inmobiliario porteño sumó en mayo una nueva suba en las ventas de 16,5% con relación al mismo mes de 2015, con lo que acumuló en los primeros cinco meses del año un 15,3% de aumento y 15 incrementos consecutivos interanuales.
Según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en mayo se firmaron 3648 escrituras por $ 5.824,6 millones, lo que en montos en pesos significa un incremento de 96,2% (impactados por la devaluación).
Los operadores inmobiliarios adjudican la recuperación que está registrando el sector a varios factores. En primer lugar, al fin del cepo cambiario y la unificación del valor del dólar, que genera certidumbre y acceso a los billetes con los que históricamente se movió este mercado. Por otra parte, los propietarios que estaban esperando al nuevo escenario económico para efectivizar ventas postergadas, comenzaron a cerrar operaciones. Y también están comenzando a entregarse unidades de emprendimientos que se vendieron en obra hace dos años y ya se terminan, con su consecuente escrituración.
Según el informe del Colegio de Escribanos, la cantidad de ventas subió 9% respecto de abril, mientras que el monto total de las transacciones realizadas subió en el mes un 29%.
Aunque el sector es optimista sobre el repunte en las ventas, advierten que todavía los niveles de operaciones son bajos. Tanto que equivalen apenas a la mitad de lo que el mercado movía una década atrás. En mayo de 2006 se habían vendido 6400 propiedades mientras en ese mes de este año fueron 3648, un 43% menos.
Pero Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, explicó a El Cronista que los niveles esperables para un mercado dinámico llegarán más rápido de lo que se creía. “El contexto económico que hay, con mejores resultados para los productores del campo del interior del país y las expectativas por el blanqueo de capitales, hace que se vuelva a tomar posiciones de inversión y eso genera mayor optimismo”, dijo. Agregó que “aunque algunos están esperando para el año que viene una mayor recuperación, en la Cámara creemos que en agosto ya se verá un gran dinamismo en el mercado. Y si en el blanqueo se da todavía más lugar a las inversiones inmobiliarias, el impulso será mucho mayor”.
Con los últimos datos difundidos, los primeros cinco meses del año cerraron con 13.950 operaciones y de 82,3% en montos en pesos, a $ 20.191 millones.
El precio promedio de los inmuebles vendidos en ese periodo fue de $ 1.436.876, equivalente a u$s 100.039. Esto mostró un incrementó de 57,3% en pesos, 11,6% respecto de un año atrás al cambio oficial y 62,4% al entonces llamado “dólar blue”.
Clasificado por monto de las operaciones, la mayoría de las propiedades vendidas (66,4%) costaron más de $ 700.000.
A su vez, en mayo, las escrituras firmados bajo hipotecas bancarias subieron 49% en un año, y equivalen a un 13,3% del total. Durante los primeros cinco meses, los actos firmados con hipotecas llegaron a 1.807, lo cual representó una suba de 34,4% respecto de igual período del año anterior. En ese período concentraron el 13% de las operaciones, lo que también representa un salto dado que un año antes llegaban apenas al 11,1%. Aún así, continúan lejos del pico de 19,8% observado en los primeros 5 meses de 2012.
Para Bennazar el financiamiento es un punto clave, que despegará con las nuevas opciones del Banco Nación, la ANSES y las Unidades de Vivienda (Uvis).
Cronista.com/ Negocios
Por: Florencia Lendoiro
Publicado: martes 5 de junio de 2016

LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS DENOMINADOS UNIDADES DE VIVIENDA (UVI) QUE SE ACTUALIZARAN SEGÚN «CER»

Nuevos créditos hipotecarios: cinco claves para tener en cuenta

La inflación, los bancos que participan, el valor de las cuotas, quiénes podrán acceder y a partir de cuándo?.-

Nuevos créditos hipotecarios: cinco claves para tener en cuenta. Foto: Archivo

Ya está todo listo. La semana que viene algunos bancos empezarán a ofrecer nuevos créditos hipotecarios, que ajustarán por inflación y prometen menor nivel de ingresos para poder acceder.

Si bien el nuevo sistema asegura un valor inicial de cuotas mucho más accesible en comparación con el crédito tradicional a tasa fija, el problema radica en el aumento en el costo de vida. Según cálculos de las consultoras privadas, la inflación proyectada es del 40% para este año, muy lejos de la meta del Gobierno.

El crédito estandar para un monto de $ 1 millón exige hoy- teniendo en cuenta una relación cuota-ingreso del 30%- un sueldo mensual de $ 68.609 y en la nueva modalidad ese monto bajaría a $ 26.855.

Nuevos créditos hipotecarios: cinco claves para tener en cuenta.

Seis bancos ya se comprometieron a ofrecer préstamos de este tipo que estarán nominados en Unidades de Vivienda (UVI) y se actualizarán diariamente según el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), basado en el índice de precios al consumidor. Las cuotas tendrán, entonces, un valor que se elevará de acuerdo con esa evolución.

Los primeros préstamos que se ofrecerán aquí tendrán plazos de 15 o 20 años, según el banco, y una tasa de interés real -más allá de la indexación- que promediará el 5% anual (se moverá entre 4 y 7%).

Claves a tener en cuenta

1.La inflación. Si bien los créditos serán más accesibles, el nivel de la cuota flucturá de acuerdo al aumento del costo de vida. Se trata de préstamos que ajustán según el CER, cuyos valores se publican diariamente en la página del BCRA.

2.Los bancos que ya comprometieron su participación . El Ciudad, Macro, Provincia, Hipotecario, Galicia y Santander Río.

3.Cuánto será el monto máximo de los préstamos. Dependerá de cada banco. Como aún no fueron lanzos los créditos, no ha sido especificado. Sin embargo, el Banco Provincia anticipó, para tener una referencia, que será de $ 1,5 millones, es decir, US$ 102.040 ( a la cotización de este mediodía).

4.El nivel de las cuotas. Con un ingreso equivalente a dos salarios promedio (de $15.000 por mes), se puede acceder a un crédito ajustable de un millón de pesos, a 15 años, equivalente a unos US$ 67.000, y pagar una cuota de poco más de $8.000 por mes. En las condiciones actuales, con una tasa de interés testigo de 24% anual, como costo financiero total, se estima que con dicho ingreso apenas podría acceder a un préstamo de hasta $ 400.000.

  1. Quiénes podrán acceder.Si se tiene en cuenta que para acceder a un crédito ajustable por CER de US$ 67000 se debe abonar un cuota de 8 mil pesos por meses, el ingreso mensual comprobable necesario sería de aproximadamente $ 24.500 mil mensuales.

Para acceder a un crédito de $ 1 millón, por ejemplo, los ingresos mensuales comprobables deben ser de $ 26.855.

CRÉDITOS HIPOTECARIOS

COMPARACIÓN TRADICIONAL A TASA FIJA Y NUEVO CRÉDITO (UNIDADES DE VIVIENDAS) UVI.-

Expresado en pesos EN UVI-CFT = 5% TASA FIJA-CFT=24%
700.000 5.639 18.798 14.408 48.026
800.000 6.445 21.484 16.466 54.887
900.000 7.251 24.169 18.524 61.748
Monto del prestámo Cuota Inicial Ingreso mensual Mínimo Cuota Inicial Ingreso Mensual Mínimo

 

INMOBILIARIAS NEGOCIAN CON ANSES NUEVOS INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN HIPOTECARIA

CASAS VENTA

Inmobiliarias negocian con la ANSeS nuevos instrumentos de financiación hipotecaria
Avanzan junto al Gobierno en crear alternativas de créditos en el corto plazo que se complementen con el nuevo Procrear.Y podrían lanzar las unidades de fomento

Representantes de las inmobiliarias y de la ANSeS avanzaron esta semana en el armado de políticas para impulsar créditos hipotecarios que logren reactivar un mercado que se encuentra estancado desde hace 15 años. El Presidente del Colegio Profesional Inmobiliario, Héctor D’Odorico, se reunió con Alejo Maxit, Secretario General del ANSeS, y acordaron armar una mesa de trabajo en la que también estarán incluidos representantes de bancos privados, del Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) para terminar de diseñar la herramienta más adecuada para fomentar estos préstamos.

De esa reunión, participó también Mario Gómez, del Comité Ejecutivo de Colegio Profesional Inmobiliario (Cucicba), quien comentó que ya hay un compromiso de los bancos públicos de volver a ofrecer créditos hipotecarios y en los próximos días se lanzaría el «Procrear 2.0», que incluirá la posibilidad de comprar propiedades usadas. Según aseguró, las conversaciones más fuertes giran en torno a implementar un esquema al estilo del chileno, con una unidad de fomento o cuenta, que permita ajustar las cuotas con alguna variable en línea con la inflación. Para eso, deberá obtenerse el apoyo legislativo porque se necesitan modificaciones en la Ley de Convertibilidad que prohibe la actualización o indexación de las deudas. Por eso, se trabaja en un cronograma de reuniones técnicas inclusivas de todos los sectores.

Gómez explicó que sin crédito fluido, en 2014 se vendieron unas 36.000 propiedades, cuando en la década del 90 se vendían tres veces más. «Con las herramientas que se están discutiendo se aspira a alcanzar esos niveles», dijo. De hecho, una encuesta de expectativas que se realizó sobre los matriculados arrojó que un 75% espera una mejora en las ventas este año.

La falta de crédito hipotecario es una de las asignaturas pendientes del sector y facilitar el acceso es uno de los objetivos que el Gobierno anunció para el corto plazo. D’odorico dijo que «para revertir esta situación debemos trabajar en forma conjunta entidades financieras, organismos públicos y el mercado inmobiliario». Relató que «el desafío está en lograr un valor de cuota alineado a los ingresos familiares. El valor promedio de un departamento de dos ambientes supera el millón de pesos, por ende, se debe trabajar en un financiamiento a 30 años con una tasa de interés baja que se actualice por algún índice especialmente creado por un organismo oficial».

En ZonaProp analizaron la línea de crédito hipotecario que la ANSeS ofrecería en breve, para evaluar la capacidad de compra que tendrían. El cálculo se hizo en base a un préstamo hipotecario de $500.000 y un tipo de cambio de $15,5 por dólar. A modo de ejemplo, en el barrio de Belgrano, el crédito hipotecario permite afrontar el 27% del valor del departamento, o 12.5 m2. El faltante para completar el pago del departamento es de $86.766, que representan los otros 33.3 m2 del inmueble.

Fuente: Cronista

Modelo chileno

Con esta definición, el Gobierno podrá avanzar a partir de ahora en su objetivo de buscar un nuevo índice, probablemente denominado Unidad de Valor (UVA), para la actualización de los créditos hipotecarios.

Horacio Parga, titular de la desarrollista Edisur, consideró que conseguir un indicador específico “sería fantástico para el sector”. “Todos los planes hipotecarios han fracasado porque, aún con tasa subsidiada y fija, la primera cuota es muy alta. Eso es un impedimento para que la gente de clase media acceda y, al final, a los créditos terminan tomándolos personas de altos ingresos que hacen negocio al licuarse la cuota con la inflación”.

En Chile funciona para esto la llamada Unidad de Fomento (UF), que sigue aproximadamente la variación del costo de vida y que rige para fijar actualizaciones en créditos hipotecarios, alquileres e inclusive para los depósitos bancarios, entre otras finalidades.

Con un mecanismo similar aplicado en la Argentina, entendió Parga, donde se contemple el reajuste de precios y salarios, “las primeras cuotas serían bajas y podrían acceder muchas más personas al financiamiento”, comentó.

Al mismo tiempo, al quedar legalizada esa forma de actualización, los prestamos “se podrían estandarizar y un desarrollista podría ‘securitizarlos’ para financiarse en el mercado de capitales”, añadió.

La idea que maneja el Banco Central es que el UVA también se convierta en la nueva referencia para los depósitos a plazo fijo. De esta forma, los bancos podrían ofrecer a sus clientes colocaciones en esta nueva unidad de valor y a la vez trasladar la mejor tasa a los créditos hipotecarios.

Buscan un indicador para ajustar los créditos hipotecarios

El Banco Central dio a conocer los nuevos valores del CER hasta el 25 de enero. Es el primer paso hacia la llamada “Unidad de Valor”, que regiría en los préstamos para vivienda.
Expectativa. Para el sector desarrollista, un indicador similar al chileno serviría para financiar al cliente
Expectativa. Para el sector desarrollista, un indicador similar al chileno serviría para financiar al cliente
El viejo y conocido Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), utilizado para calcular el ajuste de los títulos públicos, se convertirá en el corto plazo en el eje de actualización de los créditos hipotecarios que proyecta lanzar el Gobierno nacional y que en la actualidad están sepultados por la alta tasa de interés bancario.

Las autoridades del Indec darán hoy al mediodía una conferencia de prensa para explicar cómo funcionará el empalme provisorio de las series de inflación de ese organismo nacional con el índice que calcula la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), a los fines de estimar, precisamente, el CER.

Ayer en el Boletín Oficial se publicó la Resolución 5/2016 del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, donde considera necesario “establecer un período de empalme que vaya desde el 7 de diciembre de 2015 hasta el 25 de enero de 2016” en el valor del CER.

La última vez que se publicó el índice CER fue el 6 de diciembre pasado. El funcionario dispuso que para el nuevo cálculo “se utilizará la tasa de variación diaria obtenida de la evolución mensual del IPC de la Ciudad de Buenos Aires para noviembre de 2015, mes en el cual el Indec también dejó de difundir el IPC nacional.

De esta manera, las obligaciones y bonos que aplica el CER como coeficiente de indexación deberían tomar como referencia el registro del dos por ciento por ciento que arrojó el índice de precios al consumidor que 
el IPCBA registró en noviembre, y del 3,9 por ciento para diciembre.

Bajas del 20% en los precios de los inmuebles. ¿Es momento de comprar?

CÓRDOBA, Argentina- El 10 de Junio pasado la cotización promedio del dólar blue estaba aproximadamente en 12.35 pesos por cada dólar billete.

Esta semana la misma cotización promedio ronda aproximadamente los 15.55 pesos por cada dólar billete.

En el mismo periodo de tiempo los precios de los inmuebles prácticamente no sufrieron variaciones.

El mercado inmobiliario cordobés fue uno de los primeros del país en pesificar todas sus operaciones, luego de la aparición del cepo. Y esto se mantiene hasta hoy, habiéndose convertido ya en una operatoria habitual en todas las operaciones hablar de precios en pesos.

No obstante esto, el potencial comprador o inversor de bienes inmuebles por lo general tienen sus posiciones de ahorro en moneda extranjera.

Esto ha generado una situación coyuntural de bajas del 20% promedio en dólares del precio de los inmuebles. Decimos coyuntural por cuanto no van a pasar demasiados días para que los propietarios o casa decidan corregir sus precios, no necesariamente por especulación sino para conservar el poder de compra de sus activos en algunos casos (vendedores individuales), o por corrección del costo de la construcción en otros (desarrollistas).

Esto ya ha sido detectado por quienes siguen el mercado inmobiliario a la búsqueda de oportunidades y estas últimas dos semanas han concretado operaciones tomando esta situación de precios en pesos quietos con valor del dólar en aumento. También toman en consideración que la desaceleración de los últimos meses del nivel de actividad del mercado inmobiliario, hizo que muchos desarrollos no trasladaron a precios los aumentos del costo de la construcción.