Cámaras piden más protagonismo para el CEDIN

A partir de reunión convocada por la Cámara Inmobiliaria Argentina se pidió darle más poder al CEDIN, que este se convierta en un “Título Público y de la Construcción-CEDIN”. También se exigió que los Bancos puedan cobrar una comisión por su gestión y que la UIF normalice su uso.

El día lunes 21 de julio, la Cámara Inmobiliaria Argentina, quien a su vez convocó y fue acompañada por representantes de entidades estrechamente ligadas al sector, fue recibida por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, JORGE CAPITANICH, en la Casa de Gobierno.

Asistieron por la CIA entre otros, su Presidente ROBERTO ARÉVALO, el Vicepresidente, ARMANDO PEPE. Participaron de la renión además el Gte Gral del Banco Central, JUAN CARLOS YSI; el Presidente de Banco de la Nación Argentina, Dr. JUAN I. FORLON; por CUCICBA su Presidente HÉCTOR D’ODORICO y NÉSTOR WALENTEN. Estuvieron también presentes en la convocatoria de distintas entidades de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires y autoridades de los colegios de Escribanos provinciales y de la Ciudad de Bs As. El motivo del encuentro fue exponer las razones que llevaron a que el instrumento CEDIN no cubriera las expectativas, sin perjuicio de haber participado el sector inmobiliario, de la construcción y el notariado, en su reglamentación. Desde la Cámara Inmobiliaria destacaron que durante la reunión se enumeraron las causas principales, la politización, la desconfianza generalizada que impera en la población, que en general atesoró dólares de forma genuina como resguardo de valor y las trabas que los bancos, adrede, ponen a quienes pretenden suscribir cedines para aplicar a la compra de inmueble, desvirtuándolo, con argumentos que inhiben como “debe informarse a UIF”, entre otros, y en los casos en que luego de los pasos previos que da el comprador acompañado por su escribano, en el acto escriturario no existe la simultaneidad de firma y recepción del importe que debe recibir quien vende, lo que conlleva a situaciones comparables con un calvario.

Acto seguido se presentó propuesta elaborada desde la Cámara Inmobiliaria Argentina, convalidada por los referentes presentes, en la que se solicitó: denominar al instrumento “Título Público y de la Construcción-CEDIN”; capacitación a los bancos para que cumplan con las circulares del BCRA, en referencia al “oficial de cumplimiento” y debido asesoramiento; que puedan, como incentivo a cargo de BCRA, cobrar una comisión; que el CEDIN sea aprobado por UIF dejando exentos a los bancos; instrumentar envío de los fondos en tiempo y forma, sin dilación a efectos de liquidar los dólares en acto simultaneo, firma de escritura y recepción, fijando fecha cierta de pago previamente; eximir al corredor inmobiliario y al escribano actuante, de informar a UIF, en el caso que se trate de operación de compraventa en moneda CEDIN; ampliar los supuestos, ej.: boleto de compra-venta en el caso de sucesión o pago total contra dicho instrumento; inclusión de amplia y masiva difusión pública a cargo del BCRA que resultan transmitir seguridad y devolver confianza a los actores que intervienen en la transacción.

La Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) informó que el Jefe de Gabinete, y las autoridades BCRA, y Banco de la Nación Argentina, escucharon con atención, aceptando los inconvenientes planteados en virtud de ejemplos de vivencia que se dieron cuando se daba lectura a la propuesta, han comprometido trabajar en todas las áreas inherentes, del mismo modo, la CIA y demás entidades y los escribanos colaborarán con ponencias. El Jefe de Gabinete propuso que, elaboradas las modificaciones por el conjunto dentro de un plazo razonable, generará una nueva reunión a fin de proceder en forma efectiva. 

En la era pos CEDIN, las inmobiliarias dan por perdido el 2014

Una encuesta entre empresarios del mercado inmobiliario muestra que la opinión mayoritaria es que no habrá reactivación en el corto plazo de un sector golpeado por la caída de la actividad en la construcción y principalmente por el cepo al dólar que comprometió a las operaciones de compra-venta. En 2013 ese sector se esperanzó con los Cedines lanzados por el Gobierno nacional que fueron la única herramienta para salvar el año, pero el fracaso fue total y para 2014 no hay planes desde la administración de Cristina Fernández para mejorar la situación. Así, el empresariado piensa directamente en un repunte que pueda darse desde 2015.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES.- En 2013, el vapuleado sector inmobiliario quiso creer en los Cedines; los instrumentos ideados por el Gobierno nacional para poder realizar operaciones de compra-venta de inmuebles con dólares blanqueados. En verdad el CEDIN era lo único que se les ofreció a las inmobiliarias ante el avance del cepo al dólar y la caída de la actividad en la Construcción. Ante el fracaso del blanqueo, la operatoria fue extendida porCristina Fernández pero ni aún así se logró cumplir con las metas prometidas por el ex Secretario de Comercio,Guillermo Moreno. Resultado: Los cedines –junto con sus hermanos los Baade- fueron uno de los mayores fracasos del año del Gobierno nacional este año y las inmobiliarias quedaron sin más respuestas para superar su crisis, aunque no tan terminal como la de las casas de cambio gracias a que los alquileres siguen en alza (y demanda) por la inflación y la falta de crédito. Tampoco el plan PROCREAR sirvió de incentivo al sector, como había prometido Axel Kicillof.

Para 2014 el panorama que esperan los empresarios del mercado inmobiliario no es mejor. Ya dan por perdido el año que viene y esperan algún repunte recién a partir de 2015 según reveló una encuesta realizada por el portal especializado Reporte Inmobiliario.

El relevamiento se hizo la semana pasada en una Jornada Internacional de Real Estate organizada por el IAE, la escuela de Negocios de la Universidad Austral y el IESE de España y los resultados se conocieron ese lunes 23/12.

Ante la consulta sobre la evolución del nivel de actividad de los desarrollos privados, una minoría del 21% prevé que “aumentará”; mientras que la mayor parte de los encuestados, el 43% opinó que “disminuirá” aún mas durante 2014.

La mayoría, el 54,17%, consideró que la demanda seguirá proviniendo del “inversor particular con fondos propios”, mientras que lejos, un 20% manifestó su esperanza en la aparición del “usuario final con financiación”, como principal fuente de demanda.

Con respecto al nivel general de precios de los inmuebles usados en dólares para el próximo año, la tendencia predominante fue hacia “la estabilidad de los valores” en los niveles actuales o de una reducción de hasta un 10%, ya que en conjunto, sumaron casi el 70% de las respuestas. En tanto, poco más del 19% opinó que los precios ajustarán a la baja en un porcentaje comprendido entre 10 y 20%.

En cuanto a la cantidad de compraventas de inmueblesla mayoría opina que seguirá en niveles similares a los actuales el próximo año, incluso un 30 % cree que caerá aún másaunque en porcentajes inferiores al 10 %. Un 15 % considera que habrá más compraventas y que el nivel de actividad subirá hasta un 10 %. No obstante, predominan en conjunto las proyecciones de que el número de operaciones se mantendrá estable o se reducirá aún más con un 78,34 frente al 21,66 que opina que aumentará.