Cámaras piden más protagonismo para el CEDIN

A partir de reunión convocada por la Cámara Inmobiliaria Argentina se pidió darle más poder al CEDIN, que este se convierta en un “Título Público y de la Construcción-CEDIN”. También se exigió que los Bancos puedan cobrar una comisión por su gestión y que la UIF normalice su uso.

El día lunes 21 de julio, la Cámara Inmobiliaria Argentina, quien a su vez convocó y fue acompañada por representantes de entidades estrechamente ligadas al sector, fue recibida por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, JORGE CAPITANICH, en la Casa de Gobierno.

Asistieron por la CIA entre otros, su Presidente ROBERTO ARÉVALO, el Vicepresidente, ARMANDO PEPE. Participaron de la renión además el Gte Gral del Banco Central, JUAN CARLOS YSI; el Presidente de Banco de la Nación Argentina, Dr. JUAN I. FORLON; por CUCICBA su Presidente HÉCTOR D’ODORICO y NÉSTOR WALENTEN. Estuvieron también presentes en la convocatoria de distintas entidades de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires y autoridades de los colegios de Escribanos provinciales y de la Ciudad de Bs As. El motivo del encuentro fue exponer las razones que llevaron a que el instrumento CEDIN no cubriera las expectativas, sin perjuicio de haber participado el sector inmobiliario, de la construcción y el notariado, en su reglamentación. Desde la Cámara Inmobiliaria destacaron que durante la reunión se enumeraron las causas principales, la politización, la desconfianza generalizada que impera en la población, que en general atesoró dólares de forma genuina como resguardo de valor y las trabas que los bancos, adrede, ponen a quienes pretenden suscribir cedines para aplicar a la compra de inmueble, desvirtuándolo, con argumentos que inhiben como “debe informarse a UIF”, entre otros, y en los casos en que luego de los pasos previos que da el comprador acompañado por su escribano, en el acto escriturario no existe la simultaneidad de firma y recepción del importe que debe recibir quien vende, lo que conlleva a situaciones comparables con un calvario.

Acto seguido se presentó propuesta elaborada desde la Cámara Inmobiliaria Argentina, convalidada por los referentes presentes, en la que se solicitó: denominar al instrumento “Título Público y de la Construcción-CEDIN”; capacitación a los bancos para que cumplan con las circulares del BCRA, en referencia al “oficial de cumplimiento” y debido asesoramiento; que puedan, como incentivo a cargo de BCRA, cobrar una comisión; que el CEDIN sea aprobado por UIF dejando exentos a los bancos; instrumentar envío de los fondos en tiempo y forma, sin dilación a efectos de liquidar los dólares en acto simultaneo, firma de escritura y recepción, fijando fecha cierta de pago previamente; eximir al corredor inmobiliario y al escribano actuante, de informar a UIF, en el caso que se trate de operación de compraventa en moneda CEDIN; ampliar los supuestos, ej.: boleto de compra-venta en el caso de sucesión o pago total contra dicho instrumento; inclusión de amplia y masiva difusión pública a cargo del BCRA que resultan transmitir seguridad y devolver confianza a los actores que intervienen en la transacción.

La Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) informó que el Jefe de Gabinete, y las autoridades BCRA, y Banco de la Nación Argentina, escucharon con atención, aceptando los inconvenientes planteados en virtud de ejemplos de vivencia que se dieron cuando se daba lectura a la propuesta, han comprometido trabajar en todas las áreas inherentes, del mismo modo, la CIA y demás entidades y los escribanos colaborarán con ponencias. El Jefe de Gabinete propuso que, elaboradas las modificaciones por el conjunto dentro de un plazo razonable, generará una nueva reunión a fin de proceder en forma efectiva. 

Cae el valor en dólares de los departamentos usados En la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país. Hay un fuerte parate en las ventas.

La crisis que afecta al mercado inmobiliario por la implementación del cepo cambiario, especialmente en los inmuebles usados, comenzó a reflejarse en los precios de las propiedades.

Por primera vez en diez años, la cotización de los departamentos usados se redujo durante el 2013. La caída de los precios en promedio por m2 en la Ciudad de Buenos Aires fue del 6,4 %, según un relevamiento del sitio especializado Reporte Inmobiliario, que toma en cuenta la evolución de los precios de departamentos usados en buen estado de 2/3 ambientes.

“Si bien la reducción en dólares es sumamente leve con respecto a la devaluación del peso, durante los últimos tres trimestres se evidenciaron bajas en el valor promedio con respecto al trimestre anterior”, explicaron los analistas.

Según el relevamiento, durante el último año, en sólo seis barrios de los 36 relevados trimestralmente los valores de oferta promedio de este tipo de unidades aumentaron con relación al 2012 y siempre en porcentajes inferiores al 6 %. Palermo, Villa Crespo, Nuñez y Caballito se encuentran entre los barrios donde se refleja el mayor porcentual de reducción de los valores de cotización.

Las mermas de los precios en dólares varia según los barrios. Por ejemplo, un departamento usado en Belgrano tenia un precio promedio de US$ 2.745 en noviembre de 2012, y cayó a US$ 2380 en noviembre de este año. En barrios como Flores, la baja fue menos evidente, del 5,84% -en un año- para una unidad de similares caracteristicas.

Para Reporte Inmobiliario, “empiezan a verse claros síntomas de un cambio de tendencia en la relación de fuerzas entre la oferta y la demanda. Con la vara del dólar como patrón la oferta real para lograr su objetivo de venta debe ceder en su pretensión de precio o bien esperar si puede o así lo desea a otro momento”. La tendencia también se registra en el comportamiento de los precios en el interior del país: los valores de los departamentos usados están cayendo en dolares interanualmente en 3,13%.

El valor promedio para la muestra de las 24 localidades es hoy de US$ 1.096 por m2, mientras que el año pasado, era US$ 1.143.

El parate de las ventas fue el principal móvil para la caída de los precios y se refleja en las estadisticas de las escrituras. El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires señaló que 2013 fue por lejos el peor de los últimos años: del promedio de 5.800 escrituras mensuales se cayó dramáticamente a apenas 2.800 operaciones por mes (52% menos). El Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires contabilizó este año, 7900 escrituras por mes, cuando firmaban 11.000